mantener tu seguro legal

Guía básica: mantener tu seguro legal

Sigue estas pautas para evitar invalidar tu seguro de automóvil. El seguro de automóvil es un requisito legal en México, y todos los conductores de automóviles deben tener al menos una cobertura de terceros.

Es fácil cotizar seguros económicos y luego contratar, pero hay algunos requisitos que debes cumplir para asegurarte de estar cubierto en todo momento y no tener ningún problema con tu cobertura. Especialmente en el caso de un accidente o un robo. ¡Escoge el mejor seguro para tu auto!

  1. Di la verdad, siempre

Hay muchas variables que afectan el costo de la cobertura de tu seguro de automóvil. Por lo general, se trata de la edad, experiencia de manejo y tu historial de reclamos y condenas. Además, el coche que conduces.

Tablero de automóvil nuevo

Tienes la obligación legal de revelar todos estos hechos a tu aseguradora, así que no te sientas tentado a mentir en un intento por reducir el costo de tu cobertura.

Mentir en tu solicitud (tergiversación) es una forma de fraude de seguros e invalidará tu póliza, por lo que no estarás cubierto si intentas hacer un reclamo.

  1. No les facilites la vida a los ladrones

La mayoría de las pólizas completas te cubrirán por robo de tu vehículo o artículos dentro de él, pero no si creen que tu propia negligencia ha provocado el robo. Si dejas objetos de valor a la vista, como en el asiento del pasajero, es posible que la aseguradora no pague su reclamo.

  1. Ten un cuidado razonable

Tu aseguradora espera que tu cuides razonablemente tu automóvil; los accidentes ocurren (ese es el objetivo del seguro), pero si eres imprudente o negligente, es probable que la aseguradora reduzca o rechace el pago de tu reclamo.

Por ejemplo:

    • Es poco probable que estés cubierto por daños a tu propio automóvil si ignoras las advertencias y conduces por una carretera inundada
    • Podría ser una disputa sobre quién causó un accidente o una pérdida, especialmente si otro conductor no está de acuerdo con tu reclamo
    • Si no estás satisfecho con el resultado de un reclamo, debes escribir a tu proveedor de seguros y pedirle claridad sobre cómo llegó a su decisión.

  1. Declara todas las modificaciones o ‘mods’

La mayoría de las características agregadas al automóvil después del fabricante se consideran modificaciones. Si no declaras alguna modificación en tu solicitud de seguro, tu cobertura no será válida.

Dichos ‘mods’ pueden incluir:

  • Actualizaciones de escape y frenos
  • pintura y ruedas más elegantes
  • gráficos corporales y rayas
  • ajuste del motor a menudo llamado ‘astillado’ o reasignación
  • Iluminación LED
  • tintes de cristales y pedales de carreras
  • asientos deportivos
  • Mejoras en la suspensión que pueden incluir la altura de manejo

Si agregas alguna modificación a tu automóvil después de contratar tu póliza de seguro, asegúrate de informar a tu aseguradora.

  1. Mantente dentro del kilometraje que informaste a tu aseguradora.

Saben que es una estimación aproximada, pero si lo superas de manera significativa, podrías invalidar tu seguro. Es posible que algunas aseguradoras solo te cubran con la condición de que permanezcas dentro de un cierto límite de millas.

Para tener una idea de tu millaje, puedes consultar sus certificados MOT, ya que tienen un registro de tu millaje. Si crees que tus hábitos de conducción cambiarán, por ejemplo, si consigues un nuevo trabajo más lejos, debes tener esto en cuenta o informar a tu aseguradora si se encuentra en medio de tu póliza.

Automóvil en carretera